Una reinterpretación del cuento clásico para niñas y niños que quieren cambiar el mundo. De Paula Ramos Rey, de Dekimba y con Diversa Ediciones, ilustrado por Laia González Aragonès. Disponible en castellano y en catalán.

Nos conocimos con Paula el día de la presentación de mi libro Mi hijo se ha hecho vegano el pasado 15 de abril pero ya nos seguíamos desde hacía mucho tiempo por las redes sociales. Me encanta el proyecto de Dekimba, sus valores, por un mundo empático y sin violencia, que empieza ya desde la infancia. El día de Sant Jordi🌹 por la mañana fui a ver a Paula en la parada de Diversa Ediciones y por fin me hice con su libro📖.



Esa misma noche se lo regalé a M (5) y lo leímos. Nos encantó. Es el cuento de la Caperucita pero totalmente cambiado, el lobo no es malo, el lobo está huyendo de unos cazadores, y Berta de 12 años lo quiere ayudar. Y lo hace. Se comparten valores como la empatía, la compasión, las ganas de cambiar el mundo, por uno más feliz, sin violencia. Cooperación y voluntariado, vida natural y slow, cuidado por nuestra tierra y por los seres que viven en él… todo esto desprende el libro.

Y al final hay unas páginas educativas sobre el lobo, donde podemos leer cosas interesantes sobre este animal y su manera de vivir. También se invita a la reflexión, a familias y a profesionales de la educación, sobre por qué deberíamos cambiar lo que enseñamos sobre los lobos.



Me quedo con la reflexión de que los lobos no son buenos ni malos, pero que faulas, cuentos y películas nos hacen creer desde pequeños que son malos. Y lo peor: ¡que hacerles daño está bien! Violencia genera violencia, la violencia va en contra de cualquier mensaje de paz, respeto y tolerancia. Al contrario, empatía y compasión son habilidades que se pueden (¡y se deben!) practicar y desarrollar.

¿Qué os parece? ¿Lo tenéis? ¿Lo habéis leído?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *