Plátano congelado batido con agua (también podrías hacerlo con leche vegetal) = helado “nice cream”. Si se añade un puñado de hojas verdes (lechuga, espinacas, col kale, canónigos…), se convierte el helado en un helado-batido verde (green smoothie). Los batidos o helados verdes son una manera buenísima y fácil de incorporar a nuestra alimentación las hojas verdes diariamente.

Los toppings, los que queráis. En este caso un poco de muesli, pero podrían ser más frutas a trozos, frutos secos y semillas (enteros, triturados o en crema, como crema de cacahuete o tahini), trocitos o virutas de chocolate y/o coco… Mil combinaciones para todos los gustos.

Y lo mejor es que no es un capricho (como podría ser un helado convencional que sabemos que no es saludable): esto es alimento real! Yo como cada día algún plato similar a este, como postre o snack.

📷Servidos en mis bols de coco Kuky Bowls, para los cuales tengo un código de descuento si te interesa comprarlos.

Ideas de desayunos, meriendas, snacks, comidas y cenas en mi libro “Mi hijo se ha hecho vegano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *