(Texto que he escrito en Creciendo con las palabras. Logopedia Infantil Online) Televisión Española me entrevistó hace casi tres años sobre minimalismo. Aunque ahora parece que el minimalismo está de moda y muchos ya conocen a Marie Kondo, mis primeras andanzas con este estilo de vida y el término minimalismo empezaron por allá el 2007. En un antiguo blog que tenía escribí bastante sobre ello y desde que empecé con Instagram en 2015 he usado bastante el hashtag #minimalista #familiaminimalista. Así me encontró TVE para hacerme la entrevista!

Debí leer el libro de Kondo en 2015, La magia del orden, pero ya llevaba casi 10 años minimizando mis posesiones, también las no tangibles (creencias, relaciones, obligaciones, necesidades, etc.).

Si no sabéis de qué va esto del “método Marie Kondo” y el “sparks joy” brevemente os diré que es una manera de reducir tus pertenencias y quedarte con aquellas que solo te “desprenden alegría” y deshacerte de lo demás. Os invito a leer el libro o informaros siguiendo estos hashtags #sparksjoy #lamagiadelorden #mariekondo y demás.

Hoy a M se le ha metido en la cabeza que quería un nuevo peluche (cuando tiene unos 20). He pensado que era mi oportunidad de oro para introducir algunos conceptos como “si entra algo en casa, algo tiene que salir” y he pensado hacer el ejercicio de “sparks joy” con sus peluches. El resultado es que se ha querido quedar con casi todos menos dos. Hemos hecho dos montones, el de “sparks joy” (para quedárselos) y el de “donate” (los que no nos quedaríamos, los daríamos a una de las tiendas benéficas del barrio. Londres es increíble con esto, en la calle principal de nuestro barrio, Camden, hay, al menos, 6 tiendas benéficas).

Luego hemos seguido haciendo el “sparks joy” con otros objectos (libros y cosas generales de sus cajones) y hemos añadido unas cuantas cosas más al montón de “donar”. Y una vez finalizado, nos hemos ido a la tienda benéfica y hemos dado todos aquellos juguetes que otros niños podrán disfrutar. Nosotros hemos hecho espacio para el nuevo peluche que M ha querido (quizás os lo cuente en otra ocasión, os avanzo que es un peluche en forma de aguacate).



Os gusta la filosofía minimalista? La practicáis, con vosotros, con vuestros hijos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *