Cuando me hice vegana en 2012 recuerdo de repente darme cuenta de que necesitaba aprender muchas cosas, porque ser vegana no solo era dejar de comer animales, era también no consumirlos en ninguna forma. Ahí entraba la ropa, como los zapatos, pues mayoritariamente se encuentran de piel y ante y si no, suelen ser de mala calidad con materiales sintéticos los cuales tampoco son sostenibles para el medioambiente.

Conocí entonces Amapola Vegan Shop, en Barcelona, y me quedé alucinada de que existiera una tienda de ropa y complementos 100% vegana. En aquel entonces era la única de Barcelona y todavía ahora está en la cabeza de este movimiento.

Y aquí está Raquel de Amapola Vegan Shop, con mi libro en sus manos y mostrándonos el capítulo de «Veganismo no es solo comida». Lo tiene en la tienda! Conocéis la tienda? Seguro os falta algo en vuestra colección de verano.



Fotos de Beta Editorial y Carolina Selo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *