Lo he vuelto a hacer! El brownie del otro día! Sin leche de vaca, sin huevos, sin aceite, sin harinas, sin azúcar, sin chocolate ni cacao! Lo he vuelto a hacer porque nos encantó. Yo no he parado de pensar en él desde aquel día. Y es porque qué mejor que un pastel que parece un mega capricho y no lo es? Que es comida real? Esto es este brownie, comida real, cero capricho, pero tan bueno como uno.

Hoy he hecho unos cambios en algunos ingredientes del otro día porque aunque me gustó mucho, sabía que la podía mejorar aún más. Si vais aquí encontraréis la receta completa del otro día con información nutricional.

Los cambios que quería hacer respecto a la receta del otro día son:

  • El otro día ya puse muy poco azúcar comparado con lo que pedía la receta original. La receta original pedía 1 taza de azúcar y yo le puse 3 cucharadas de azúcar mascabado (azúcar muy moreno). Y aún así quedó demasiado dulce para nuestro paladar. Nunca ponemos azúcar a los pasteles, solo cuando los hacemos para otras personas porque sabemos que la gente está acostumbrada a pastelería industrial o hasta artesanal donde los niveles de azúcares son desorbitados. Si es para nosotros no ponemos nada de azúcar. Si acaso, dátiles o plátanos. Y eso, hoy he puesto 1 plátano. Además, la algarroba (que es nuestro sustituto del chocolate) ya es dulce. Me ha encantado como ha quedado, mucho más suave, a nuestro gusto!
  • El otro día puse judías y hoy garbanzos, solo para probar que los garbanzos funcionan igual de bien y, efectivamente, no noto ninguna diferencia. Cualquier legumbre funcionará bien.
  • Hoy he puesto menos algarroba. El otro día puse la cantidad que la receta original pedía para cacao y como la algarroba ya es dulce y con un sabor potente, se notaba demasiado. Así que hoy, en lugar de media taza, he puesto 3 cucharadas. El sabor hoy es más suave pero sigue siendo muy “chocolatoso” y el aspecto muy marrón.

Te puedes comer la mitad! Información nutricional

Genial. Delicioso. Y os cuento una cosa? Si os coméis la mitad de todo este pastel estaréis haciendo una comida muy saludable, pues básicamente estaréis comiendo una buena ración de legumbres, menos de media taza de copos de avena (lo que podríais comer cuando desayunáis), menos de media taza de leche vegetal, medio plátano y 1 cucharada y media de algarroba. Todo es comida! La mitad del pastel tiene 385 kcal, 26% carbohidratos, 36% proteína, 11% grasa. De carbohidratos 70,4g, de los cuales azúcares naturales 17,2g, fibra 16,8g. Proteínas 16,6g. Grasa 7,3g. Y destaca por el contenido de vitaminas del grupo B, ácido fólico, calcio, magnesio, manganeso, selenio y zinc.

Ingredientes y preparación

La receta completa queda así:

Ingredientes secos:

  • 3/4 taza de copos de avena.
  • 3 cdas algarroba en polvo.
  • 1/2 cta bicarbonato sódico.
  • 1/2 cta sal.

Ingredientes húmedos:

  • 1 taza de garbanzos (1 bote de 240g, peso escurrido).
  • 3/4 taza de leche de soja (no dulce).
  • 1 plátano.

Se mezclan los ingredientes secos en un bol. Se baten los ingredientes húmedos con un minipimer. Se mezclan los ingredientes húmedos con los secos. Se ponen en un recipiente para horno. 180ºC 45 minutos. Listo.

Qué os parece? Os animáis a hacer el brownie? Habéis experimentado con las legumbres en pasteles y postres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *