Esta receta ha salido de experimentar un poco con los ingredientes de los brownies que os he ido compartiendo estos días. Podéis ir a ver la receta mejorada de mi brownie SIN, pero muy rápidamente os diré que la base son legumbres y copos de avena, siendo las legumbres ingrediente húmedo y la avena, seco. Y lo más importante: sin harinas refinadas, ni huevos, ni leche de vaca, ni aceite.

Se me ocurrió que se podrían hacer montón de variaciones y convertirlos en diferentes pasteles y también… salados! Pensé que quedarían muy bien con verduras, en salado, o con frutas a trocitos, en dulce.

Pues aquí está una versión salada: pastel de puerros, pimiento y calabacín. Nos ha encantado a mi pareja y a mí. A nuestro pequeño (5 años) le ha encantado el olor pero no lo ha querido probar, aix… espero que otro día cuando lo vuelva a hacer se anime. Nuestro hijo es extremadamente, lo que se llama en inglés, fussy o picky eater (comedor mega tiquis miquis), es realmente difícil cocinar para él, pero eso es otro tema.

Siguiendo con este pastel y en relación con la receta de los brownies, lo único que he cambiado es que he puesto harina de garbanzos en lugar de copos de avena y por supuesto no he puesto ni la algarroba (el “chocolate”) ni nada dulce (el plátano). Al cambiar los copos de avena por harina de garbanzos he hecho que este pastel sea muy alto en proteínas. Y de legumbres esta vez he puesto lentejas rojas.

Así que este pastel es pura proteína vegana pues lleva ingredientes muy altos en proteínas: lentejas rojas, harina de garbanzos y leche de soja! Y poco más, un poco de sal, bicarbonato sódico y las verduritas que tenía en la nevera que me han recordado a la tortilla paisana que hacía mi abuela: puerros, pimiento rojo y calabacín, de nuestra caja de verduras ecológicas Riverford.

Ingredientes y preparación

Ingredientes secos

  • ¾ taza de harina de garbanzos
  • ½ cta sal
  • ½ cta bicarnonato sódico
  • Pimienta negra
  • Hierbas de Provenza
  • Medio puerro grande, cortado en trocitos
  • Medio pimiento rojo, cortado en trocitos
  • Medio calabacín grande, cortado en trocitos

Ingredientes húmedos

  • 1 taza de lentejas rojas
  • ½ taza de leche de soja

Mezclar en un bol los ingredientes secos. Batir las lentejas con la leche. Mezclarlo todo. Verter en un recipiente para horno. Poner al horno a 180ºC durante 45 minutos.

Me ha quedado un poquito jugoso pero a mi me gusta así. Si lo queréis más seco, yo apagaría el horno a los 45 minutos y lo dejaría 5 o 10 minutos más.

Información nutricional

Como os decía con los brownies, os podríais comer medio pastel de una sentada y estarías sencillamente alimentándoos. Pero pongamos que una ración es un cuarto del pastel. Una ración pues tiene: 147,5 kcal, 33% carbohidratos, 86% proteínas, 13% grasa. 22,9 g carbohidratos, de los cuales solo 3,2 g de azúcares naturales y unos buenos 5,6 g de fibra. 9,8 g de proteína y solo 2 g de grasa. Como micronutrientes destaca la cantidad de vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina A, C y K, calcio, hierro, magnesio, manganeso y zinc entro otros.

Voy a seguir experimentando: pondré otras verduras, pondré copos de avena en lugar de harina de garbanzos o mitad y mitad, cambiaré las especias (quiero hacerlo con comino o curry), y también en dulce, con manzana y pasas. Si hacéis alguna experimentación y os gusta como os queda, compartidla conmigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *