Nos encontramos diariamente con titulares y artículos amarillistas y alarmistas sobre cómo una alimentación vegana provoca serios problemas para la salud. Estos artículos están firmados por doctores que afirman que “un estudio” demuestra lo que ellos están diciendo. Nada más lejos de la realidad, muchas veces no son estudios científicos, sino meros estudios observacionales.

Los textos contienen errores técnicos y son además burlescos y ofensivos hacia el colectivo vegano, no se toleraría semejante cosa si fuera dirigido hacia otras minorías.

“Por otro lado, para animar a la población a pasarse a una dieta vegetariana, si es esa nuestra intención, no hace falta recurrir a temas de salud. Los argumentos más potentes son políticos y éticos, y son los que motivan a la mayoría de veganos. El debate está ahí, en el trato a los animales, en la deforestación, en el efecto invernadero… no en la salud.” Artículo en el País.

Eso es exactamente: hacerse vegana va mucho más allá de dejar de comer carne. Uno de los motivos principales por el que las personas se hacen veganas es el de dejar de contribuir al sufrimiento animal y ponernos en contra de un sistema de consumo que nos está haciendo mucho daño a TODOS/AS: a la salud de las personas, a la vida de los animales (billones de animales malviviendo, sufriendo y muriendo cuando sabemos que no es necesario consumirlos para una buena salud) y a la vida de nuestro planeta Tierra.

Sobre todo: empatía y respeto hacia hacia TODOS los animales no humanos y humanos.

Hablo de todos los motivos por el que una persona se hace vegana y sobre las dificultades que se encuentra en su vida y, ¡no por no comer carne!, sino relacionadas con su entorno social y familiar, dificultades emocionales y relacionales. “Mi hijo se ha hecho vegano”, en librerías españolas y Amazon https://amzn.to/2ZcumpR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *