actualización mi rutina de cabello: método curly girl, no poo, vegana, minimalista y zero waste

¡Rizos desnudos! #nakedcurls

Empiezo el post de hoy para compartir con vosotras la actualización sobre mi rutina de cabello curly girl, low poo, vegana y minimalista con esta foto de arriba de mis ¡#nakedcurls! Naked curls o rizos desnudos es cuando no llevas ningún producto de estilismo o marcado de rizos, es decir, ni gel, ni crema, ni espuma… ¡nada! En mi caso en la foto me lavé el cabello con mis champú y acondicionador sólidos Holiskine y peiné y sequé como habitualmente.

Me quedé muy impresionada con estos resultados. De verdad que pensaba que el cabello me quedaría simplemente ondulado, poco definido, con mucho frizz (encrespado) pero, ¡mirad! Bastante definido, rizos muy bien formados y brillante. La verdad es que un día de lo que se llama #goodhairday (un día bueno en cuanto a como te queda el cabello). Comparado con otras fotos que tengo de otros días en que sí que he usado mis productos de marcado, no veo demasiada diferencia.

#nakedcurls: lo positivo

En realidad, le vi aspectos positivos a cuando uso mi gel de rizos. Por supuesto, el primero sería que no tendría que comprar más productos de estilismo, por lo tanto ahorraría un montón de dinero. No usaría más plástico en mi rutina capilar (porque los geles siempre vienen en plástico) y me convertiría completamente en en zero waste. La rutina se simplificaría un paso: no tendría que aplicar de productos después del acondicionador. También, me noté el cabello más limpio, más ligero, pues realmente no llevaba nada por encima del cabello que me lo pudiera ensuciar, engrasar o apelmazar.

¿Cuántos puntos a los aspectos positivos? 1. No comprar más geles ni cremas ni espumas (tiempo para ir a comprarlos y dinero). 2. ¡Eliminar el plástico a cero! 3. Un paso menos cuando me lavo el cabello (ahorro tiempo). 4. Pelo más limpio. ¡Cinco puntos!

#nakedcurls: lo negativo

Los negativos también os los comparto y seré muy sincera. Cuando puse esta foto en mis redes sociales, aquí, recibí un montón de cumplidos, muchas personas felicitándome por tal melena. Tengo que decir que hasta yo lo veía bien bonito, pero en la foto. En la realidad, cuando me miraba al espejo, no lo veía tan bien como en la foto. Lo digo porque a veces las fotografías pueden ser engañosas. También tengo que decir que también recibo muchos cumplidos en persona, así que por aquí también juega mi espíritu ultra mega autocrítico. El segundo aspecto negativo fue que al día siguiente, los rizos estaban muy caídos cuando me levanté, pero a la vez eso no es un gran problema porque ya me conozco bastante la técnica para avivar rizos el segundo y tercer día después del día de lavado.

¿Cuántos puntos a los aspectos negativos? 1. El día siguiente los rizos no están muy marcados. ¿Solo uno?

Pues entonces, como ganan los positivos, lo que haré es hacer naked curls más a menudo, especialmente cuando no tenga compromisos o no me importe tanto como me quede el cabello.

¿Es este mi cabello natural?

La pregunta es: ¿tengo yo este cabello, así, al natural? ¿Siempre lo he tenido así? Nada más lejos de la realidad. En verano, cuando estamos más relajados en playas y piscinas, no me preocupo demasiado sobre cómo se me ve el cabello y lo llevo recogido la mayor parte del tiempo. Cuando se me seca al viento, sin producto, sin usar la técnica que hoy os contaré, se me seca ondulado, o con una forma indefinida, o con mucho frizz, etc.

¡Por eso mi sorpresa con estos resultados! Pero, ¿sabéis qué? Sorpresa, pero sé cual es el secreto o, mejor dicho, los secretos. Os los enumero rápidamente y luego os voy contando uno por uno con detalle.

Secretos sobre los resultados sorprendentes de mis rizos desnudos

1. Constancia

2. Productos naturales #sinsulfatos #sinsiliconas

3. Productos adecuados para mi cabello (ingredientes)

4. Menos es más

5. Mucha hidratación

6. Camiseta de algodón en lugar de toalla

7. Cero plancha y menos calor

8. Manera de aplicar los productos, de peinar y de secar

9. Dormir con el cabello en piña

10. Dormir con funda de almohada de satén o un gorro/pañuelo de satén

El punto 8 es crucial, casi tan importante como todos los anteriores juntos. Eso es una de las cosas que más he aprendido durante mi viaje con el método curly girl (CG a partir de ahora) que empecé hace un año y diez meses, en abril de 2018. Y, también, lo que, quizás, más me ha costado de averiguar: cuál era le mejor manera para mi cabello. Ahora os lo cuento todo.

1. Constancia

En 2014 dejé de usar productos convencionales para usar productos con ingredientes naturales. En ese momento mi objetivo era dejar de comprar productos envasados en plástico, mejorar la salud de mi cabello y mi cuero cabelludo, ahorrar dinero, aprender sobre cosmética natural y casera y tener una rutina de belleza minimalista. Lo que hice yo lleva el nombre de método no poo o low poo (que significa “sin champú”).

Tengo que hacer un inciso. En 2014 tuve a mi hijo y, si sois madres, sabréis que los primeros meses y hasta los primeros dos o tres años, cuesta encontrar momentos para una misma y poder hacer rutinas de autocuidado. En mi caso, no me apetecía pensar mucho en mi cabello, prefería estar con mi hijo. Por eso empecé en agosto de 2014 con el método no poo, para simplificar mi rutina de cuidado del cabello.

Pero en 2018 de repente me apetecía volver a recuperar mis rizos. Aunque mi cabello estaba sano, apenas usaba un champú sólido, zumo de limón como acondicionador y aloe vera como gel de rizos, apenas mi pelo estaba ondulado. Es cuando empecé a investigar sobre productos naturales y cabello rizado y encontré el método CG. Desde 2018 he ido aplicando una serie de productos que sé que me han conducido a los resultados de hoy. Podéis leer en este post mi viaje no poo y mi primer año y un poco más con el método CG: “rutina cabellos, rizos, curly girl, minimalista y vegana”. ¡Es mi publicación más leída hasta la fecha!

Por eso hablo de constancia, porque necesité al menos seis meses con el método CG para ver resultados apreciables y no ha sido hasta quizás este mes de septiembre (o sea, después de un año y medio con el método) que puedo decir que sé cómo aplicarme los productos y qué productos para los mejores resultados. Constancia porque ya llevo además ¡cinco años y medio! de productos naturales, sin ingredientes dañinos.

2. Productos naturales #sinsulfatos #sinsiliconas

En agosto de 2014, hace cinco años y seis meses, decidí dejar de usar productos convencionales para mi cabello. Dejé de usar champús, acondicionadores, mascarillas y geles que se encuentran en supermercados o farmacias. Dejé de usar productos con sulfatos, siliconas, parabenos y aceites refinados y pasé a usar productos naturales tipo arcillas, harinas, aloe vera, aceites vegetales, aceites esenciales, fruta, semillas, tés, ¡café! y demás. En 2015 descubrí los champús sólidos y desde entonces es lo que uso para lavarme el cabello. Todo esto lo podéis leer con detalle, como os decía, en este post de mi blog: “rutina cabellos, rizos, curly girl, minimalista y vegana”.

3. Productos adecuados para mi cabello (ingredientes)

Entonces, en abril de 2018 descubrí el método CG, porque aunque mi cabello estaba sano por usar productos naturales y seguir una rutina muy minimalista (de muy pocos productos) no se me rizaba como antes.

Una de las cosas que he aprendido con el método CG es que cada cabello rizado reacciona distinto a los mismos ingredientes. Por ejemplo, a mí no me funciona el aceite de coco. El aceite de oliva, no demasiado. Y el aceite de jojoba, mejor. Tengo la sensación de que la proteína no me va bien (sabéis que hay productos con proteínas, por ejemplo de trigo, de avena, de arroz, etc.). Tampoco me va bien la manteca de karité. En cambio a otras rizadas todos estos ingredientes que he mencionado pueden ser sus favoritos. No os puedo ayudar mucho más, tendréis que buscar cuáles son los que les va bien a vuestro cabello. Y la manera de descubrirlo es la del ensayo y error (con probablemente muchos errores).

4. Menos es más

Si os metéis en el mundo CG, lo primero que os puede pasar es que os agobiéis un montón y no sepáis ni por dónde empezar. Hay tanta información, maneras de hacerlo, centenares de productos potenciales que probar, cabellos distintos que reaccionan diferente… Hay grupos de Facebook como el de Curly Girl Method España – Método Chica Rizada – Cowash (con casi 50.000 miembros). En Instagram podéis seguir todos los hashtags #metodocurlygirl, #curlygirl, #curlygirlmethod, etc. y montones de vídeos y tutoriales en YouTube, además de blogs como el mío.

Quizás lo más abrumador es la cantidad de productos y marcas que existen que son aptas para el método CG. Al principio apetece probar tantas cosas, ya que las personas que las han probado y les va bien cuentan maravillas. Pero os podéis dejar mucho dinero por el camino, porque hay productos que son muy caros. Encima, en muchos casos puede ser que no os vayan bien y habréis tirado el dinero, además de generado más plástico.

Al final, el objetivo (al menos para mí) es encontrar los dos o tres productos que funcionan y ceñirse a ellos. Menos productos significa más económico, menos tiempo de cuidados del cabello y, también, cabello más saludable y natural, que puede respirar y que no está totalmente barnizado de potingues. Muchas veces los rizos no se forman por culpa de llevar demasiado producto que hace que el cabello pese.

5. Mucha hidratación

Este es un punto crucial para tener un pelo bonito, brillante y rizado. Es común que el cabello rizado pierda fácilmente la hidratación que aportamos en primer lugar con el agua y, en segundo, con los productos hidratantes, como acondicionadores y mascarillas. Muy a menudo, un cabello rizado que no se riza como antes, que se encrespa fácilmente, que pierde el rizo rápidamente, que está apagado, etc. es porque le falta hidratación.

Precisamente el método CG está basado en proporcionar y mantener la máxima hidratación posible para que el cabello rizado no esté encrespado y tenga unos rizos definidos saludables de forma natural. Los productos que necesitarás para hidratar tu cabello dependerán de tu cabello, pero a rasgos generales serán acondicionadores, mascarillas y aceites.

6. Camiseta de algodón en lugar de toalla

Ya os lo contaba en mi post anterior. Usar una camiseta de algodón hace que los cabellos no se friccionan tanto, no se rompen y el algodón absorbe muy bien el agua. Además, algunas cosas que no se debería hacer es frotarlos con la camiseta, sino quitar el exceso de agua con cuidado. Tampoco retorcer el cabello, sino «presionarlo» con la camiseta potenciando el patrón de rizo.

7. Cero plancha y menos calor

La plancha no tiene sentido cuando lo que queremos es devolver el rizado natural a nuestro cabello. Yo era de las que llevaba el cabello rizado pero me planchaba el flequillo y conozco a unas cuantas que también lo hacéis. Entiendo el porqué, al menos en mi caso, el flequillo es lo que menos se me riza o tengo un patrón de rizo bastante heterogéneo y descontrolado. A veces no sé hacia dónde ponerlo, de qué lado. También sé que muchas de vosotras no os gusta veros el flequillo rizado. También depende de cuán largo lo tengáis.

Sin embargo, una cosa que no he dicho pero que es muy importante es que el método CG también tiene la finalidad de devolver la confianza de las mujeres por nuestro cabello natural, volver a querer nuestro pelo real. Muchas veces hemos escuchado que llevar el pelo rizado no era ir bien peinada, que el pelo liso es mucho más elegante. ¿Cuántas de vosotras lleváis el pelo rizado en general pero os lo alisáis cuando vais a un evento destacado, una celebración, una reunión importante? La sociedad, los anuncios, la moda, nos ha ido enviando mensajes toda nuestra vida que han hecho que dudáramos de nuestro propio ser y de nuestro cabello único.

“Donde hay rizo, hay alegría”, dijo la creadora del método CG.

En cuanto a menos calor, se refiere a que, si se puede, se deje secar el cabello al aire libre. Y, si no, usar un secador con difusor a la mínima temperatura o con la posición frío.

8. Manera de aplicar los productos, de peinar y de secar.

Igual que empezaba el punto de hidratación destacando su importancia, este es otro que es realmente sorprendente. Antes de conocer el método CG solía lavar el cabello, secarlo retorciéndolo con una toalla, entonces peinaba con cualquier peine o cepillo y, luego, aplicaba los productos de marcado/estilismo para rizos (geles o espumas).

Lo aprendido y experimentado con el método CG es completamente distinto y, de veras, que marca la diferencia. Gracias a hacerlo así mi cabello se riza por las capas superiores muchísimo más que antes. Mi cabello era el típico que crece bastante liso en la raíz y se va rizando más hacia las puntas, y mucho más las capas inferiores que las superiores, teniendo así varios patrones de rizos muy diferentes (desde ligeras ondas a auténticos tirabuzones). Ahora consigo que se me formen algunos tirabuzones en capas superiores, ¡hasta en el flequillo! Nunca antes había conseguido esto.

¿Cómo se aplican pues los productos después de lavar, acondicionar y enjuagar? Con el cabello muy mojado es cuando se aplican los productos de estilismo, geles y espumas. En este momento se puede peinar con un peine de púas de madera o con un cepillo Denman, para que todo el producto quede bien extendido por todo el cabello. Y, entonces, se debe hacer el llamado pulsing, scrunch o mulli-mulli. Esto significa ir “presionando” con las manos el cabello para ir quitando todo el exceso de agua y, también, de producto. También se puede hacer con la camiseta de algodón.

Un paso que algunas hacen es el plopping, que es poner la camiseta alrededor del cabello, para que este se seque más, pero con una técnica que no retuerce el cabello sino que deja que el cabello repose sobre tu cabeza con la forma natural de los rizos. Así, en todo el rato que llevas la camiseta los rizos se están marcando y se está potenciando su patrón.

Os dejo un artículo de Rizado Afro y Más donde podréis ver vídeos de cómo hacer todas estas cosas y también de otras técnicas.

9. Dormir con el cabello en piña

Simplemente es recogerse el cabello con un coletero suelto que no apriete en una cola encima de la cabeza y dormir así. Tengo que decir que esto también va muy bien. En general, tengo mejor cabello el día 2 que el día 1 que me lo lavo. Y es que después de dormir con el pelo hacia arriba potencio el volumen de las raíces y los rizos estás muy vivos.

10. Dormir con funda de almohada de satén o gorro/pañuelo de satén

La funda de almohada de satén hace que el cabello no friccione contra la almohada y que así los rizos se mantengan más definidos y menos encrespados. También, el algodón absorbe la humedad y precisamente es lo que nuestros rizos no quieren, que les quiten la humedad, que es la hidratación. Hay quien prefiere recoger el cabello en un gorro o pañuelo de satén para no usar coletero ni tener que cambiar la funda de la almohada.

Mi rutina CG a día de hoy (enero de 2020)

De todo esto que os he contado, se pueden hacer muchas cosas y muy distintas. Como os voy diciendo, dependerá de cómo reaccione al cabello de cada una. A continuación, os cuento lo que hago yo y me funciona.

Champú sólido vegano y apto CG

El día que me lavo el pelo uso un champú y un acondicionador sólidos. Los últimos meses, he estado usando dos champús: el Chamú Sólido Equilibrio Para Cabello Graso de Matarrania y el Champú Hidratante Sólido Slovianka de Holiskine. Este champú está hecho con detergentes ecológicos de coco y una elevada porción de plantas de Europa del Este tradicionalmente usadas para el cuidado del cabello: saponaria, lino, patata y aceites. Además, extractos botánicos que son humectantes, contienen proteínas y son emolientes.

Acondicionador sólido vegano y apto CG

He probado unos cuantos acondicionadores líquidos de marcas eco pero no acababan de gustarme. Hasta que conocí a Oliwia de Holiskine en la Feria Vegana de Barcelona en octubre del año pasado y le compré su Acondicionador Sólido Cu-Co-Ca. Aluciné desde la primera aplicación. Este acondicionador lleva un trío de mantecas orgánicas y emulsionantes naturales que nutren y desenredan el pelo. Las mantecas son de cupuaçú, coco y cacao y, también, lleva un biofermento de bambú que es una silicona natural.

Parece que cuesta un poco aplicarlo, pero vas notando que el cabello va quedando suave y es fácil pasar los dedos entre el cabello. Yo lo voy deslizando por mi cabello hasta que voy notando que el producto va quedando en mi pelo. Un consejo: aplicar el acondicionador con el pelo muy muy mojado e ir aplicándolo por secciones. De tanto en tanto os podéis volver a mojar el cabello para que quede nuevamente empapado y chorreando y así poder sacar mejor el acondicionador. Es el mejor acondicionador que he usado nunca. Sé que gracias a él mi cabello queda muy esponjoso, rizado, hasta con tirabuzones se forman y con el mínimo encrespamiento.

Mascarillas veganas y aptas CG

Como mascarillas, seré sincera y os diré que los últimos cuatro meses no me las he estado aplicando. Al empezar el método y durante mucho tiempo, una vez a la semana, hacía alguna mascarilla (como os contaba en mi post anterior: había usado bastante la de Shea Moisture y la de Noughty y a veces usaba los mismos acondicionadores dejándolos actuar durante media hora como una mascarilla.

Estos últimos meses, lo único que he hecho es, alguna vez, aplicar un poco de aceite a mi cabello la noche anterior al día de lavado. He probado oliva y jojoba y este último es mucho más ligero, mucho más adecuado para mi cabello, como por ejemplo este.

Tengo pendiente probar aplicarme el acondicionador Cu-Co-Ca de Holiskine y dejarlo actuar durante media hora. Me pondría un gorrito de plástico con un gorro de algodón por encima, técnica que aprendí de una chica CG, que cuenta que al poner el gorro de algodón encima del gorro de plástico genera más calor y el calor ayuda a que el cabello abosroba los productos. Si no, en el mercado existen estos gorros específicos para cuando nos aplicamos mascarillas, por ejemplo este o este.

Geles para rizos, veganos y aptos CG

Una vez aclarado con agua el acondicionador, la mayoría de veces he estado aplicando mi Crema Wave Hello de Noughty tan solo un poquito (como un garbanzo) al estilo pulsing y, a continuación, un gel de marcado de rizos, siendo mis favoritos el Curl Jelly de Umberto Giannini y el Custard Gel de Kinky Curly. A veces me salto el paso de la crema Wave Hello y paso directamente al gel. Lo que estoy probando es de aclarar el acondicionador pero dejando un poquito, que así ya se podría considerar que estoy usando un Leave-In (acondicionadores que no se aclaran).

Peines aptos CG

Una vez aplicado el gel por todo el cabello (y también lo hago por secciones para que no haya lugar que quede sin) me peino para que todo el producto quede uniformemente por mi cabello. Uso un peine de madera de púas anchas o también he usado el cepillo Denman.

Pulsing, scrunch o mulli-mulli

Entonces empiezo con el pulsing, scrunch o mulli-mulli que es ir presionando el cabello con mis manos, hacia arriba, para marcar el rizo y para quitar el exceso de agua. Lo hago por todo el cabello con la cabeza hacia abajo. A continuación, me pongo la camiseta al estilo plopping lo cual eliminará más el agua. La dejo unos diez minutos y luego me la quito y vuelvo a hacer el pulsing con la camiseta, hasta la raíz, quitando más agua y marcando más el rizo.

Secado

Dejo mi cabello al aire otro ratito, mientras hago cosas por la casa, y entonces ya me dispongo a secar con secador y difusor, porque es invierno. Cuando haga bueno probablemente lo dejaré secar al aire.

Hasta hace poco usaba un secador bastante viejo que tenía con un difusor de silicona universal. Estos difusores son ideales para llevar de viaje cuando sabes que encontrarás secador pero no difusor. Cuidado porque aunque son universales, no se adaptan bien a cualquier secador. Como eso pasaba con el mío, al final decidí comprarme uno nuevo y, ¡caramba!, ha marcado una diferencia a la hora de secarme el cabello en cuanto tiempo. Parece que tardo menos que antes (características como este).

Cuando me seco el cabello lo hago hacia todas direcciones, bastante con la cabeza hacia abajo, con todo el cabello hacia un lado, luego hacia al otro. Si veo que tengo bastante frizz, cuando está a un 80-90% seco me aplico un poco de gel de aloe vera, para que los cabellos que están “flotando” se queden más pegados a los otros.

Quitar el cast con la técnica SOTC

Cuando el cabello está completamente seco hago la técnica del scrunch out the crunch (SOTC) que significa que si me ha quedado un poco acartonado (que vendría por el exceso de producto, demasiado gel) no hay problema porque presionando como antes, haciendo el pulsing o scrunch pero ahora con el pelo seco, se consigue deshacer esos cabellos “apelmazados” que puedan quedar. Y en realidad, hasta hay gente que lo hace queriendo: se ponen exceso de producto para que les quede ese cast por encima del cabello y que hace que el patrón de rizo quede más marcado. Y con esta técnica de SOTC se consigue un pelo suave, nada acartonado y esponjoso (bouncy). Es muy divertido ver fotos en Instagram de “antes y después” (con cast y sin cast). ¡Las diferencias son increíbles!

Diccionario de términos o ¡nos da algo con tanto pulsing, scrunch, cast y SOTC!

Mirad, os dejo con este diccionario de términos del método CG de la página “Método Curly” donde encontraréis muchos términos que he ido usando a lo largo de mi publicación y ¡os pueden estar volviendo un poco locas!

También podéis ir a ver esta publicación de @pina_rizada, una cuenta creada por varias chicas CG en español con montón de información interesantísima y completísima. Piña rizada en Instagram.

Sigo

Esta es mi rutina el día de lavado con champú y acondicionador. Si uso champú es porque el cabello ya se me ve sucio en las raíces y se nota pesado, encrespado, los rizos casi se han perdido. Eso ocurre para mí cada seis días aproximadamente. Por ejemplo, hago esta rutina un lunes y hasta el domingo no volveré a hacerla.

¿Qué pasa entre días de lavado?

En mi experiencia, aguanto dos días después del lavado solo teniendo que refrescar un poco mi cabello. Como os decía antes, duermo con una coleta arriba de la cabeza y almohada con funda de satén. Por la mañana, al quitarme la coleta, mi cabello suele estar con más volumen y más rizado que el día anterior. Generalmente solo me hace falta bajar un poco esos cabellos “volantes” con un poco de aloe vera y agua. Me aplico un poquito de gel de aloe vera (como un garbanzo) en la sección izquierda de mi cabello, luego, en la derecha y, luego, detrás. Suelo también poner la cabeza hacia abajo para poner un poco de producto en las capas inferiores. Me mojo un poquito las manos y hago lo mismo y luego hago un poco de pulsing para marcar los rizos. Eso lo hago el día 2 y 3 (siendo el día 1 el día de lavado).

El día 4 noto que necesito otra vez reavivar mis rizos mucho más. Ese día me “lavo” el cabello, pero lo pongo entre comillas, porque no uso champú: solo acondicionador. El día 4 no tengo el pelo sucio, las raíces se ven bien. Pero el problema es la falta de definición de los rizos, es decir, falta de hidratación. Así que hago como el día de lavado pero sin realmente lavar: solo acondicionar. Mojo, pongo acondicionador, aclaro y hago todo lo mismo que os contaba antes con el gel, el pulsing, el plopping y el secado.

Así aguanto el día 5 y el 6, refrescando igual que en los días 2 y 3. Hasta llegar al día 7 que ya necesito lavar con champú y hacer la rutina completa.

Que a mí me aguante así el cabello no significa que para ti sea igual. Irás viendo cuántos días puedes estar sin lavarte el pelo y cómo te van los refrescados. Siendo muy sincera, el 6º día el cabello no luce genial, pero si no tengo compromisos relevantes, puedo pasar perfectamente. Además, si os gusta hacer recogidos, pues entonces todavía se ve menos el estado real del cabello.

Conclusión: ¿para qué todo esto?

¿Habéis llegado hasta aquí? Quizás entonces nos hemos olvidado de por qué todo esto. Voy a repasar mis motivos por los cuales sigo el método no poo, con cosmética sólida y vegana, y el método CG con rutina minimalista.

La cosmética sólida porque quiero usar:

  • Productos naturales
  • Productos sin ingredientes dañinos (parabenos, sulfatos y siliconas)
  • Menos envases de plástico.

La cosmética vegana porque es:

  • No testada en animales.
  • Sin ingredientes animales de ningún tipo.

La rutina minimalista porque:

  • Pocos productos.
  • Menos es más.
  • Más económico.
  • Menos consumo de tiempo.

En definitiva: quiero conseguir un cabello natural usando el mínimo de productos, lo más naturales, con el menor plástico, respetuosos con los animales y económicos.

Último apunte:

¡Cuidado! Porque el método curly girl no es sinónimo de todo esto que os acabo de decir. Para aprender el método, seguí muchas personas que lo hacían y que su único objetivo era tener un pelo bonito, sin importarles usar montones de plástico, probar infinidad de productos, productos testados en animales y carísimos.

Yo quiero un cabello bonito y de fácil mantenimiento pero tengo prioridades:

  1. ANIMALES
  2. MEDIO AMBIENTE
  3. SALUD
  4. NO ME SOBRA EL DINERO

Si los dos primeros, sobre todo, no se cubren, ese producto, método o lo que sea queda descartado. Nuestra vanidad no puede ser más importante que la VIDA.

Artículos mencionados o interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *